jueves, 27 de septiembre de 2012

La NO vuelta al cole


El martes por la tarde mamá fue a la primera reunión de padres del año. Era de infantil y, como tooodos los años, la primera parte de la reunión se desarrolló en el salón de actos, con las intervenciones sucesivas del director del cole, la directora de infantil, la representante del APA y la directora de pastoral... Todos los años es lo mismo... con algunas pequeñas diferencias. Una vez más el director habló de Entreculturas, la ONG jesuita para la educación y el desarrollo, y de la labor de esta; nosotros hemos colaborado con ellos en momentos puntuales y siempre en el marco de algunas actividades del colegio, como la merienda solidaria que se celebra cada año. Sin embargo, este año la presentación incluyó la proyección de un vídeo que han elaborado con motivo del proyecto La silla roja, que «es un símbolo de los 61 millones de niños y niñas de todo el mundo que este año también faltarán a clase». El tópico una imagen vale más que mil palabras hecho realidad...




A papá y mamá les gusta ayudar a los demás en la medida que pueden. Cada año asignan una pequeña cantidad de dinero a las causas que les parecen más importantes... y les gustaría poder ayudar más. El derecho a la educación y la escolarización (objetivos que persigue Entreculturas en general y La silla roja en particular) a ellos les parece mucho más que importante... fundamental. La página La silla roja ofrece toda la información sobre cómo colaborar y ayudar; puede hacerse hasta por teléfono (a través de un mensaje) sin necesidad de suscripciones y otros compromisos más serios. Mamá lo comparte por si acaso os interesa...


 

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Al fondo a la derecha


Foto: Nicholas Laughlin

Caminito del abismo... así nos sentimos cuando nos sentamos delante de la pantalla del ordenador con tantas cosas que contar... Tooodo el verano... El verano... ¿dónde quedó? Ya en la memoria, archivado en forma de miles de recuerdos, de momentos mágicos, de besos salados, de mañanas de lluvia, de siestas con el pelo aún mojado, de zapatos con arena, de juegos entre primos, de días largos, de desayunos eternos, de tardes de aceitunas, de cumples de amigos, de lunas naranjas y soles tímidos, de cangrejos en un cubo, de abrazos con crema, de moras negras, de bautismos de grumetes, de fotos a traición, de pinguis en la playa, de guerras con pistolas de agua, de atardeceres con chaqueta gorda, de olas en San Vicente...


Y la accidentada vuelta al cole... El primer día de cole, en el primer recreo... ¡ME ROMPÍ EL CODO! Fue mala suerte; me tropecé con una valla en el patio de mayores (porque ya soy una mayor de primaria) y me rompí el cúbito y el radio. Gracias a Dios no han tenido que operarme, pero aún me quedan casi tres semanas de escayola. Es una escayola un poco aburrida, porque está envuelta en vendas y NO PODEMOS PINTARLA... Ooooh. Elenita ya lleva pichi y está muy graciosa. No desayuna ninguna mañana y eso nos trae a todos por la calle de la amargura. En fin, aunque muy resumidamente, ya os hemos puesto al día (y eso que mamá está hasta arriba de trabajo; lo hemos hecho por la pesada insistente abuela Lola).


viernes, 7 de septiembre de 2012

Pues menuda rentrée


El lunes llegamos a casa y la caldera estaba rota; ni gota de agua caliente...

El martes Elenita y yo bebimos agua de una botella que llevaba la vida en la nevera y a las dos horas empezamos a gomitar en estéreo y cada dos minutos...

El miércoles a mamá le llegó un certificado de una inspección de trabajo...

¿Es una broma?

Nos volvemos a Sanvi a pasar el fin de semana... Esto ha sido un simulacro; volveremos el domingo para la rentrée verdadera...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...