miércoles, 9 de mayo de 2012

Viento en popa...

Las obras marchan viento en popa. El abuelo trabaja a destajo, incluso bajo la lluvia. Ya tenemos puerta de dos batientes, ventana de doble hoja, una pared de pizarra rosa y papel en las demás paredes, una esquina reservada para la cocina y otra para la «zona de estar»... Las tareas de construcción están prácticamente terminadas (a falta del tejado de brezo y el suelo de lamas) y creemos que podremos «inaugurar salones» bien pronto... aunque sea sentaditos en el suelo. A ver si el puente del Día de las letras gallegas, que vamos a Madrid, podemos celebrar una pequeña fiesta para «botar» como es debido nuestro refugio... Ahora estamos dándole vueltas al nombre de la casita... Hay algunas sugerencias y muchas discrepancias... ¿Debería elegirlo el abuelo Pepe? ¿La abuela también? ¿Nosotros? ¿Mamá y los tíos?... Si es que en esta familia nunca hay consenso. Lo que mamá sí tiene claro es que el nombre, sea el que sea finalmente, tiene que empezar con la letra «P», que es sin duda la letra del abuelo; porque se llama Pepe (Pillo para la abuela) y sus dos apellidos empiezan por P, porque vive en una calle con P de una urbanización con PP,  porque los dos perros que ha tenido se han llamado Póker y Pizco, porque es papá y ahora... ¿PABUELO?






2 comentarios:

  1. Pitos, ya tenemos también el suelo. Solo falta techo. Tendrías que haber visto al "güelu" esta tarde... aplanchetado en el sofá, y yo creo que más aburrido que una mona... Para mi que mañana ya compra el género para la cocina, está con mono...
    Ele.

    ResponderEliminar
  2. al final heredamos la estantería del cuarto de Layito para mesita, que Lau va a cambiarle el cuarto y le sobra. Ya te cuento mañana

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...