viernes, 23 de marzo de 2012

Viernes de cuento: Gramática de la fantasía


Esta semana no vamos a hablar de un cuento cuento. En realidad se trata de un libro para mayores, de esos que tienen la letra minúscula y ni un mísero dibujo. Gramática de la fantasía, Introducción al arte de inventar historias, de Gianni Rodari*, es un práctico manual perfecto para padres y profesores; propone una serie de técnicas para desarrollar la creatividad y la imaginación infantiles; sugiere distintas formas de inventar historias, de adaptar las ya conocidas, de dar un vuelco inesperado, cambiar el final o simplemente continuar las de siempre. Mamá tiene esta gramática desde que papá se la regaló hace un par de años y le encanta hojearla con un lápiz en la mano. Ella nunca ha sido de subrayar los libros, ni hacer anotaciones al margen, ni tomar notas en un cuadernito, ni nada por el estilo; sin embargo, con este libro no le quedó otro remedio. Es cierto que es una obra teórica y que emplea innumerables conceptos lingüísticos... No se trata de una lectura ligera, precisamente. Como el propio autor expresó: «no representa ni la tentativa de fundar una “Fantástica” en toda regla, lista para ser enseñada y estudiada en las escuelas como la geometría, ni tampoco una teoría completa de la imaginación y de la invención. No es tampoco un “ensayo”. No sé exactamente qué es. Se habla aquí de algunas formas de inventar historias para niños y de cómo ayudarles a inventarlas ellos solos».

Una de las técnicas que describe, por ejemplo, es «el binomio fantástico»: «La palabra aislada actúa solo cuando encuentra una segunda que la provoca, la obliga a salir de los caminos gastados del hábito, a descubrirse nuevas capacidades de significar».

La aplicación práctica de esta técnica consiste en proponer al niño dos palabras entre las que haya cierta distancia; «hace falta que una sea lo bastante extraña a la otra, y su acercamiento discretamente insólito, para que la imaginación se ponga en marcha, buscándoles un parentesco, una situación (fantástica) en que los dos elementos extraños puedan convivir». Nosotras jugamos a eso desde hace mucho, sobre todo durante los largos viajes a Madrid. ¿Os acordáis?

Si no queréis comprar el libro (es posible que de entrada parezca un poco denso de más) pero sí os apetece echarle un vistazo, leer algún capítulo suelto, etc., podéis consultar y guardar una copia de la versión en pdf aquí.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
* Treintañeros del mundo: ¿no tuvisteis Cuentos por teléfono? Papá se acuerda perfectamente de ellos. ¿No leísteis Cuentos escritos a máquina? Mamá lo recuperó la última vez que estuvimos en Madrid. Y todavía los editan.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...