jueves, 22 de marzo de 2012

Con fiebre, una de orejas

Acabamos de caer en la cuenta y no sabemos cuál es el motivo pero cada vez que Elenita tiene fiebre se planta un par de orejas (de conejito, de ratona; le da lo mismo, el caso es que sean orejas). ¿Será casualidad? Mmm... Es preocupante, desde luego. Tendremos que realizar un estricto seguimiento de esta extraña conducta. El primer testimonio gráfico del que disponemos es este y, el último, aquí lo tenéis.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...