viernes, 25 de marzo de 2011

Leer para crecer


Normalmente, la jornada laboral de mamá termina antes de que volvamos del cole. Cuando no es así, en los casos que mamá tiene que trabajar por la tarde necesariamente (que pueden deberse a un plazo imposible impuesto por el cliente o a un error de cálculo atribuible a mamá), papá procura organizarse para pasar la tarde con nosotras y, si no puede, la abuela Elena nos echa un cable. La cosa es que mamá, contando con esas tardes cero productivas, suele dejar algunas dudas que le surgen durante el día para resolverlas después; entonces, tranquila en el sofá, consulta uno tras otro todos los diccionarios que pueden ayudarle. Durante estos ratos, le hacemos compañía mientras miramos nuestros cuentos... A veces, cuando por fin nos levantamos para empezar con baños, cenas, etc., sobre el brazo del sofá se amontonan todos los «volúmenes consultados» durante una tarde fantástica. A mamá le encanta que nos guste tanto mirar los cuentos y que queramos apurar el primero para pasar al siguiente... Le divierte que inventemos finales y tengamos nuestra propia «interpretación de los hechos»... Espera que de mayores conservemos este «placer de la vida» y seamos grandes lectoras... porque leer es muy sano y muy divertido. Mirad estos vídeos. Las dos campañas de fomento de la lectura nos gustan mucho. La primera es canadiense y más impactante; la segunda es producto nacional, made in Spain, y no le falta ni pizca de razón.




1 comentario:

  1. Pues casi me gusta más el español. Me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...