sábado, 29 de enero de 2011

En busca del tesoro pirata


Uno de los juegos favoritos de estas Navidades con los primos ha sido dibujar mapas de tesoros imaginarios y recorrer de arriba abajo la casa de los abuelos en busca de cuevas piratas... Debajo de la mesa camilla, debajo de la mesa de la cocina... El abuelo encontró en el sótano un mapa qué solo él pudo descifrar (porque el abuelo fue pirata en sus tiempos mozos). Hizo falta quemarlo (bueno, ahumarlo más bien) para que aparecieran sobre el papel, una tras otra, las pistas que nos llevarían al gran tesoro. Al día siguiente, nos propusimos llegar hasta el final y, después de dar con la clave de mil y una pistas escondidas por todo el jardín ―algunas de ellas muy complicadas―, ¡lo encontramos! Tuvimos que sumar años, interpretar mapas y un montón de cosas más. Nos gustó tanto el juego que nada más terminar gritamos: ¡Otra vez!






1 comentario:

  1. No me extraña que les gustará , lo he hecho varias veces y me lo paso en grande yo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...