lunes, 15 de noviembre de 2010

CSI La Coruña

Hace un montón de días que no asomamos por aquí el hocico, ya lo sabemos... Y es que han pasado tantas cosas en estos diez días que no sabemos ni por dónde empezar... Hace dos fines de semana vinieron los abuelos de Madrid para celebrar con nosotros mi cumple. Por fin puedo decir que tengo ¡¡4 AÑOS!! Lo pasamos muy, muy bien hasta que pasó lo que pasó... Empecemos por el final, como en las series de televisión: Elenita llora y cuando papá y mamá la ven... ¡le falta medio diente! No se le rompió, gracias a Dios... sólo se metió hacia arriba... se escondió. Menudo susto... Mirad las fotos del antes y del después...


Después de comer, toda la familia (15 personas) abarrotábamos el pequeño salón de casa... Quince personas en nuestra casa son muchas personas... Sin duda superamos el aforo legal... Unos fumaban en la cocina y otros charlaban en el salón, sentados donde podían... Papá y mamá, que en ese momento estaban en el fumadero, oyeron a Elenita llorar. Rápidamente apareció en la puerta el abuelo Pepe, que preguntó: «Las paletas de Elenita... ¿eran las dos IGUAL DE LARGAS?». Menos mal que papá y mamá no presenciaron el torpe tropiezo... los testigos lo relatan como algo escalofriante... todos coinciden en que pensaron que había sido mucho peor... que se levantaría sin dientes... y con una brecha en la frente...

Tras cotejar las versiones de los testigos oculares y con ayuda de las fotos tomadas en el lugar de los hechos (fijaos en la muesca que el dientecito de Ele dejó en la pata de la mesa), hemos reconstruido la fatal escena:
Elenita tropieza con el borde de la alfombra...
Seguidamente, sin poder recuperar el equilibrio, tropieza con la pierna de alguien sentado en el suelo...
A continuación, se golpea contra la arista de la mesa de centro...
con la boca abierta...





No ha sido nada grave, no os preocupéis... El médico le recetó un antibiótico inmediatamente y, cuando vayamos al dentista, ya os contaremos qué nos dice. Esa misma mañana, el abuelo Pepe había dicho: «Esta niña no llega con todos los dientes a la edad en que se le tienen que caer», a lo que mamá respondió: «Lo raro es que todavía los tenga todos». Papá dice que el abuelo y mamá son gafes... No es verdad... Con lo tremenda y bruta que es Elena, la probabilidad de que esto pasara cualquier día era muy alta...

2 comentarios:

  1. jo, no te enfades pero al principio me hizo gracia por la forma de contarlo, pero no pude termiar de ver las fotos, porque me daba un poco de grima, pobrecita mandale besos, beba anda con un diente gris, yo creo que hay pocos que no les ha pasado algo en sus paletas

    ResponderEliminar
  2. Por fin veo esa piñata... mientras a ella no le duela, sigue igual de cachonda la ahijadita.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...