martes, 5 de octubre de 2010

Un reencuentro, pingüinos, una pitufa entre princesas y un 6-1

Este año hemos viajado muy poco a Madrid... Papá y mamá, que hasta ahora no eran nada perezosos para estos viajes, últimamente ponen más pegas para mover a toda la familia (perrín incluido) para dos días. Dicho esto, en el último mes hemos ido ¡dos veces! Esta vez el motivo del viaje era que mamá tenía una comida con los compañeros y profesores de la universidad a la que no podía faltar. Hacía doce años que no veía a muchos de ellos y se lo pasó más que bien. Como suele suceder cuando la compañía es la mejor, la comida se alargó... Tuvo oportunidad de disfrutar del atardecer madrileño desde la terraza de El viajero, con un mojito en la mano y con vistas sobre la basílica de San Francisco el Grande y el barrio de La latina...





Mientras mamá rememoraba viejos tiempos entre risas y achuchones, papá y nosotras pasamos un día de sol fantástico en el zoo. La logística falló un poco y la comida consistió en galletas y zumo, pero eso es lo que tiene la aventura y la improvisación.



El domingo le tocaba día libre a papá, que fue a conocer la nueva casa de la tía Ana y a pasar una tarde de fútbol con algunos amigos de La Coruña... Seguro que no les hizo mucha gracia ir al Bernabéu a ver ese 6-1... Mientras, nosotras nos refugiamos en casa de la tía Laura (los abuelos están de viaje) y nos hartamos de primos, en el MEJOR sentido de la palabra. Nos disfrazamos, jugamos a peluqueras, a profesoras, a princesas, leímos cuentos, vimos dibujos... hasta nos bañamos ¡los cinco juntos!








3 comentarios:

  1. Me hubiera encantado disfrazarme!!! El fin de semana estuvo de maravilla, lo pasamos de lujazo!

    ResponderEliminar
  2. ¿Ves como alguna foto se podía aprovechar? Ya me estás mandando todas las fotochopizaciones.
    A mí también me hubiera encantado disfrazarme, o vestirme de chulapa, que para mí no es ningún disfraz, pero creo que al final, lo que más me hubiera gustado, aunque me cago de reconocerlo, es que Lín se hubiera decido a parir. Propongo lluvia de ideas para situaciones imaginarias. En todas ellas, seguro que me imagináis llorando a moco tendido. ¿Hubiéramos entrado todos en tropel empujando a linita en una silla de ruedas? ¿Cuántos taxis tendríamos que haber cogido? Ains... bueno, en cualquier caso, sigo deseando conocer a Olivia.
    besasos

    ResponderEliminar
  3. jajaja, ¿Te imaginas, Vane? Hubiera sido de esas situaciones cómicas que nunca hubiéramos olvidado y siempre le hubiéramos contado a Olivia....Los tíos todos "borrachos" (que encima, no es verdad-para un día que teníais....) llevando a mamá al hospital en taxi (bueno, eso no es difícil....lo más seguro es que sea así!!!)...... Buenísimo! De chulapa, eh? Pues yo-aunque no soy nada pro-feria- de gitana con pendientes de lunares y vestido de faralaes!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...