miércoles, 27 de octubre de 2010

Un juego para una enfermita

Al principio, cuando me dijeron que estaba malita y pude comprobarlo por mí misma, no me importó nada. Pues muy bien, así podré quedarme unos dias en casita, sin ir al cole, y hacer mil cosas... como ver dibujos como una abuelita, con mantita y escabel...


Después de una semana gastroenterítica, ya no quería hacer nada y todo me aburría, así que le dije a mamá: «vale, ya no quiero estar mala; quiero ir al cole».


Mamá me dijo que las cosas no son siempre como uno quiere... ¿Y por qué no? Y entonces me propuso otro juego: por una lado pintaremos algo como es en realidad y, por el otro lado, como nos gustaría que fuera. Y eso hicimos...

Aunque los pollitos de toda la vida, todos amarillitos, nos parecen amorosos, los pollitos piratas de mil colores son mucho más divertidos, ¿verdad?


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...