viernes, 23 de julio de 2010

Propósito firme...

Este año se nos olvidó incluir entre nuestros propósitos para el año nuevo «cultivar la constancia» y por eso vamos a sumarnos a la celebración de ese pueblo granadino que se come las doce uvas en la plaza del pueblo el día 7 de agosto... Este verano, mamá se ha propuesto seriamente escribir, dibujar o componer un diario de las vacaciones, para que no se nos olvide nada de nada.

Mamá cree que los veranos son los verdaderos marcapáginas de la vida... Los recuerdos de la vida entera se ordenan con referencia a ellos. «¿Pero en qué año fue eso?». «Sí, hombre, ese verano habíamos ido a Lisboa»... Sus primeros recuerdos de infancia son todos de esa playa con la barandilla roja y blaca y de manzanos y de olor a eucalipto y de «praos con vaques» y del perro del lechero y del carro de Kiko. Recuerda que, con tres años, sentaditos todos los primos en la orillita del mar para la foto obligada, se empeñó en coger en brazos a su hermana de meses... Y recuerda que, al acercarse la ola, tuvo que soltar al bebé a su suerte, que fue rodar por la arena derechita al agua... Eso lo recuerda perfectamente... Sin embargo, no se acuerda de su primer día de cole, que es un acontecimiento importante en la vida de una niña de tres años y que, además, fue posterior...

Foto: mamá en El Fuerte, Ribadesella, 1976

En fin, que eso es lo que vamos a hacer. Ha escogido uno de los miles de cuadernos bonitos que compra con la idea de utilizarlos para mil cosas y que al final se quedan en la librería... Y ya ha preparado la página del título.


Mamá dice que lo ideal sería poder incluir fotos y echa en falta una cámara Polaroid... Sería la opción perfecta para lo que queremos hacer. Buscando, buscando ha encontrado esta impresora de bolsillo que fabrica Polaroid y que ya le ha pedido a papá como regalo de santo (que es mañana, por cierto). La calidad de las fotos no será muy allá pero seguro que es más que suficiente para este proyectito... A ver si tenemos suerte y papá la encuentra...


miércoles, 21 de julio de 2010

Algo me persigue...

Acabo de descubrir mi propia sombra y me divierte mucho jugar con ella... Se mueve cuando yo me muevo, hace lo mismo que yo hago... A veces no está y yo la busco y la llamo, pero nada... Otras veces, intento escapar de ella pero no puedo... A veces es muy pequeña y se queda pegada a mi pies y, otras veces, es laaaarga como... Lola.


video

Elenita

martes, 20 de julio de 2010

Un verano más

¡Parece mentira! Y es que, qué rápido pasa el tiempo. Hace nada nos despedíamos de la playa gritando «adióooos, hasta el año que vieneeee» desde el coche, cargado hasta los topes de bártulos y de un verano más en San Vicente. Y aquí estamos otra vez, como cada año. Hemos empezado con un pequeño aperitivo de dos fines de semana, para abrir boca y despertar con mucho cuidadito a la perezosa melanina... 2 + 2 días fantásticos de playita rica... El próximo viaje será para quedarnos un mes enterito y allí nos reuniremos con tíos y primos y abuelos y mil amigos... Va a ser un verano estupendo... como todos. Mamá, tú tranquila, que yo te ayudo a espantar al MONSTRUO DE LAS MALETAS.





lunes, 19 de julio de 2010

Sombras de verano

Eso de pintar un solito en la ventana un frío día del INVIERNO más lluvioso y de colgar casitas de papel de las plantas para, por fin, dar la bienvenida a la PRIMAVERA puede traer alguna que otra sorpresa en VERANO. Esta sombra se ve cada tarde de verano, sólo durante unos minutos, en la cortina del salón... cuando el sol nos da de refilón...


viernes, 16 de julio de 2010

Fortuna iuvat audaces

Bueno, tengo que contaros que por fin conozco... ¡a una profesora de latín! Y no es que acabe de conocer a alguien que resulta que es profesora de latín, no... Nuestra tía Ana, a la que conocemos de toda la vida, será profesora de latín a partir del curso que viene. Uf, qué cosa más difícil, ¿verdad? Seguramente la idea que tenéis de la típica profesora de latín no tiene nada que ver con nuestra tía Ana... Para empezar, ella es joven y rubia y alta y, sobre todo, sabe sonreír... Hasta ahora, todas las profesoras de latín en la cabeza de mamá eran así...

Por cierto, tía Ana, ¿te toca repasar las declinaciones este verano?

*********************************************************

* La traducción de la frase del título es «la fortuna sonríe a los valientes». Tía Ana, eres toda una valiente y la fortuna te sonreirá como te mereces. Aún así, nosotras queremos desearte toda la suerte del mundo.

jueves, 15 de julio de 2010

Happy B-Day, PAPÁ




El 9 de julio papá cumplió años... [Por fin... ya queda menos para el mío... ¿Y cuándo decís que es el de Elenita?]. El viernes mismo lo celebramos comiendo y pasando una tarde buena con algunos amigos, el sábado papá y mamá fueron al concierto de Sabina y salieron hasta las mil y monas y, el domingo, fuimos todos a comer y le dimos sus regalitos. Entre otras cosas, papá ha estrenado coche: un MINI precioso... La tía Analita le preguntó «si es que se le había adelantado unos años la crisis de los cuarenta»... En fin, que si veis a un «señor joven» guapo y de ojos verdes muy contento en su MINI, ese es nuestro padre... Y por cierto, papá, cuídalo mucho que queremos que ese sea nuestro primer coche...


LOLA & ELENA

Padres quinceañeros...


La verdad es que, a veces, lo parecen de verdad.

El sábado pasado, después de algunos bailes de fechas y lugares, por fin tocaba Sabina en La Coruña... Huy, con tan poquito tiempo de antelación, seguro que van «cuatro gatos sabineros». Pues no, el tío llenó; claro, es Sabina. Papá y mamá nos dejaron con todos los achiperres en casa de los abuelos y allá que se fueron, a hacer cola, un par de horas antes... La última vez que mamá vio a Sabina fue en Las Ventas, leeeejos, lejísimos del escenario, porque ya entonces no tenía edad para hacer colas durante horas y horas... En La Coruña, dos horitas fueron más que suficientes para estar... ¡en primera fila!, pegados a la valla. Qué bien lo pasaron y qué bien estuvo «Joaquinito»... Cantó durante dos horas y media pero les supo a poco; y es posible que ellos hubieran variado un poco el repertorio pero es que, claro, resulta difícil elegir entre tantísimas canciones buenas...


video

Estaréis pensando que menuda gritona la del vídeo,
que seguramente les dio el concierto a los pobres papá y mamá...
No pasa nada: la GRITONA que canta (no la que grita) es MAMÁ,
que aprovecha para pedir perdón de corazón

miércoles, 14 de julio de 2010

«Cuando era mayor, iba a este cole»

Mamá dice que se acuerda perfectamente de la tía Ele diciendo toda seria esta frase con tres o cuatro años, de camino a casa de su abuelita Conchita, al pasar por lo que entonces era el Liceo Italiano de Madrid. A mí me pasa algo parecido. No tengo nada claro el concepto «tiempo» y, por tanto, tampoco tengo noción de él. Lo mismo me da que me digan mañana o el año que viene... Mamá dice que esto debe ser la causa de nuestra tremenda e incorregible IMPACIENCIA. Porque no sé los demás niños del mundo, pero nosotras no sabemos esperar. Ni un minuto. Todo tiene que ser ya, ahora mismo, incluso antes de terminar de decirlo... de pensarlo...

Todo el mundo celebra el día que nació, su cumpleaños. Eso ya lo he aprendido. Y que cada año sumas uno más a los que cumpliste la última vez. Por eso, pocos días después de mi cumple, ya estaba preguntando: «Mamá, ¿cuándo es mi cumpleaños?». «El 9 de noviembre, Lola», seguido de eso sobre que nací el día de la Almudena, para compensar a la familia chulapa el haber nacido en La Coruña y bla, bla, bla. «No, no, mamá; que cuándo VA A SER mi cumple de cuatro». «Huy, falta un montón... hasta el año que viene...». En otra ocasión me contestó: «Huy, todavía queda mucho... primero tiene que ser mi cumple, después el de papá, después el de Elenita...».

Hace dos días, extrañada de que tardara tantísimo en ser mi cumple, pregunté otra vez:
Mamá, ¿cuándo va a ser mi cumple?
En otoño, Lola. Antes, tiene que pasar tooooodo el verano.
Y ¿por qué lo habéis cambiado?
¿Cómo que lo hemos cambiado?
Sí, antes era el año que viene y ahora es en otoño.


viernes, 2 de julio de 2010

NUBES Y CORAZONES DE PATATA

Llevo toda la semana malita, desde el sábado... Ha sido una semana aburridísima, todo el día en casa, con fiebre, dolor de rodillas (porque he tenido un proceso vírico inflamatorio) y UN HUMOR DE PERROS. Mamá y papá han tenido mucho trabajo y poco tiempo para mí... desde luego, mucho menos del que a mí me habría gustado... Elenita y yo nos hemos peleado sin parar y, la verdad, todos necesitamos pasar un fin de semana relajado de sol y playita. Así, en bajito por si nos escucha la mala suerte, os diré que hoy, por fin, nos vamos a San Vicente.

Esta mañana mamá me ha dedicado un par de horitas de juego y hemos estado pintando y estampando y coloreando. Hemos fabricado nuestros propios sellos de estampar... ¡con una patata! Dice mamá que esto ya lo hacía ella de pequeñita y es muy divertido. Mirad, mirad...





jueves, 1 de julio de 2010

Todas las fotos son buenas

Para una cosa u otra...
Nunca hay que tirar (ni, en la era digital, borrar) ninguna

Lola y la lagartija tripona que cuenta chistes al oído


Elenita y el gato culón que baila el vals


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...