lunes, 7 de junio de 2010

Horario de verano

Este mes salgo del cole una hora antes, es decir, a las tres y cuarto. Mamá dice que no entiende nada. Ahora no sólo su jornada laboral tiene una hora menos, sino que papá y ella han tenido que adelantar la hora de comer. Entre pitos y flautas, tiene cuatro horas para trabajar. A principios de curso, ya le pareció que salía muy pronto; ¿las cuatro de la tarde os parece pronto? En fin, que ahora tenemos tardes una horita más largas... Tardes muuuy largas... Una hora más para pelearme con Elenita... Una hora más para pedir dos mil meriendas... Una hora más durante la que mamá tendrá que idear mil cosas para entretenernos... Pobre mamá... ella que a veces ha tenido tentaciones de bañarnos y acostarnos una hora antes de lo acostumbrado para poner fin a un día malo...

Así, de entrada, mamá ha decidido por su cuenta y riesgo que en el mes de junio voy a retomar la sana costumbre de dormir una siestina, --costumbre en desuso desde hace ya algunos meses... Pues nada, dormiremos todas juntitas en el sofá. Bueno, «mamá, María dormirá de broma porque no tiene TEJAS para cerrar los ojos».



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...