jueves, 24 de junio de 2010

C A L O R

Ayer hizo tanto, tanto, pero TANTO calor que en casa no se podía aguantar. Mamá pensó que podíamos pasar un par de horitas a la sombra de un buen árbol del parque, de manera que vino a buscarnos al cole y allá que nos fuimos. Había preparado un bolsón con todo lo necesario: una manta de picnic, la merienda de las dos, bien de agüita fresquita, pañales, cuadernos y pinturas, cuentos de leer, algún cacharrito y cucharas para dar de comer al bebé (esta vez, el osito más pequeño que mamá encontró por casa, porque la bolsa ya estaba reventona).

Mamá tiene algunas manías, bueno, son más bien cosas que prefiere (por favor, por favor) NO hacer. Por ejemplo, en la cocina, no soporta lavar la lechuga. Si hay algo que le horrorice de la faceta maternal es lo de los columpios. Se aburre como una mona esperando al pie del tobogán o empujando el columpio durante horas y horas, si por nosotras fuera. Así que, en esta ocasión, mamá nos medio convenció de que no podíamos ir a los columpios, porque están a pleno sol, y accedimos a sentarnos tranquilitas en la manta. Por si acaso, lo primero que hizo mamá fue quitarnos los zapatos, con la absoluta certeza de que, con lo tiquismiquis que somos las dos en cuanto a pisar sobre «algo raro» (como hierba o arena, mira tú qué raro), no se nos ocurriría echar a correr descalzas hacia el balancín.

Pasamos un rato estupendo. Nos dio tiempo a hacer de todo y a utilizar todo lo que mamá había traído. Merendamos, pintamos, hicimos comiditas para el bebé oso, leímos... Además, jugamos al teatro. La obra era «Cananieves», aunque se trataba de una adaptación de lo más personal. Ensayamos el texto completo algo así como diez o doce veces, cambiando de personajes. Mamá no entiende por qué en esta interpretación de Cananieves sólo hay un enanito, que además se llama Riñón, ni por qué la madrastra intenta dormir a Cananieves atándole una cinta a la cintura primero y, después, colocándole en el pelo una peineta grande... pero bueno, el arte es arte en cualquiera de sus manifestaciones y no hace falta entenderlo, ¿no?




0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...