jueves, 25 de marzo de 2010

Pero qué de secano eres, mamá...


Es que es verdad y nada se puede hacer para remediarlo. Mamá es de la meseta, «mar afuera»... más de secano que... ¿los cardos? El caso es que siempre se había fijado en que, de vez en cuando, todas las gaviotas de La Coruña (y algunas de Pontevedra, seguro) se reúnen en el parque... y pensaba que era porque, por alguna misteriosa razón, desconocida por todos, habría mucha comida... gusanitos o lombrices en abundancia. Una de esas tardes coincidió que estaba la abuela Elena en casa y mamá lo comentó en alto: «Mira todas las gaviotas». La abuela respondió: «Ya lo dice el dicho: gaivotas na terra, mariñeiros á merda...». O lo que es lo mismo, que hay temporal, mala mar, mar torpe o como queráis llamarlo... Por eso a las gaviotas no les queda otro remedio que estar en el parque... aunque no haya gusanitos... A mamá no se le había ocurrido que podía tratarse de eso... ¿Cuánto tiempo tardó la abuela Elena, que también es madrileña, en aprender todas estas cosas de la sabiduría popular gallega?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...