jueves, 10 de diciembre de 2009

Gripe G

En esta casa ya hemos pasado la gripe A, la B, la C y así hasta la G. Sí amigos, Elenita vuelve a estar mala (en casita, claro). Otra vez antibióticos y demás remedios... ¡Qué hartura! Menos mal que, en general, podemos afirmar que somos «buenas enfermas» y que el buen humor y el ánimo no nos abandonan ni en las horas más febriles... Normalmente nos tomamos las medicinas sin rechistar e incluso avisamos a mamá cuando nos toca la siguiente dosis de Apiretal. Sí, sí... mirad. Elenita no pierde la sonrisa ni siquiera cuando sabe que le van a meter a presión un chute de eso rosa que no le gusta nada...


Mamá dice que «chute» es la palabra perfecta para describir los efectos del Apiretal. Si tiene que dárnoslo en mitad de la noche, mientras dormimos, tiembla de miedo... Y es que nos despeja que da susto vernos... «Pero si hace un minuto dormía plácidamente». Esta serie de fotos se tomó cinco minutos después de la dosis; Elenita llevaba ya dormida dos horas y de repente... Mamá optó por sacarla de la habitación para que no me despertará a mí...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...