viernes, 9 de octubre de 2009

Corte y confección

Después de muchos años, mamá ha vuelto al cole. Bueno, es un cole especial. Lo llamamos cole porque está aprendiendo a hacer algo que otra persona le enseña. Se ha apuntado a un cursito de patronaje y no sé qué más... En definitiva, que «quiere ahorrarse unos cuantos duros en vestiditos para niñas que cuestan una pasta y dejan de valernos en cuatro meses». Empezó el lunes con mucha ilusión. Dice que la «seño» sin duda no es docente de profesión... ni de vocación... y que la pobre mujer se aturulla un poco cuando trata de explicar algo. El caso es que el lunes, después de tres horas en clase y sin saber muy bien qué pasos había seguido, volvió con un vestidito rechulo para Elena medio montado. Tiene deberes para esta semana: hilvanar las tablas. ¿Sabrá hacerlo?


El siguiente será un vestido para mí con la misma tela de flores... Y como sobraba un retalillo, hemos aprovechado para vestir a la ratona Cheese igual que nosotras.


3 comentarios:

  1. No puede ser; llevo unos cuantos días buscando un sitio dónde me enseñen a coser y no lo encuentro !! Y de repente, aquí estás tú, haciendo a las niñas estos vestiditos tan monos!!
    Será telepatía, ganas de ahorrar o...QUE NOS SOBRA TIEMPO !!! (jajaja)
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. jajajaja
    Será un poco de todo eso...
    Mira en las mercerías; aquí suele haber cartelitos de señoras costureras que dan clase de labores.
    A ver qué sale!!

    ResponderEliminar
  3. Cris, coge apuntes y me los pasas...
    Ele.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...