lunes, 13 de julio de 2009

Que no se acabe el 9 de julio

Y el sol se resistió a irse a dormir. Mmmm... se parece un poco a mí. Lo pasamos tan bien el día del cumple de papá que ni el sol quería acostarse. Al final tenía tanto sueño que sólo de pensar en el madrugón del día siguiente acabó accediendo y se echó a dormir un ratito. Pero antes de esconderse del todo, nos dejó este atardecer precioso.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...