viernes, 3 de julio de 2009

Overbooking en «la cunilla»

«La cunilla» es el nombre familiar de la hamaca tendida a la sombrita entre dos árboles del jardín de los abuelos. Nos encanta subir y bajar y volver a subir... A pesar de que a veces el número de niños puede parecer superior al recomendado (aunque no hay ninguna etiqueta que así lo diga, como pasa en los ascensores), todavía no hemos volcado ni tenido que lamentar ningún accidente grave, de casa de socorro. Por cierto, tenemos un abuelo que es un santo...

abuelo, súbeme; abuelo, bájame
¡atención, grumete! Después de un rato, cuando la cosa se tranquilizó y ya no nos peleábamos por «la cunilla», Elenita se atrevió a subirse conmigo y disfrutó de lo lindo.





1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...