martes, 2 de junio de 2009

Tardísimo

Ayer, cuando mamá hablaba por teléfono con la tía Vane, pude oír que le decía: «Vane, si alguna vez tienes hijos, no les digas nunca que se tienen que ir a dormir porque es de noche». Y no lo dijo en tono de madre experimentada que sabe bien lo que hace; su tono era más bien de madre resignada que ya ha tomado nota de OTRO de sus errores.

Pues bien, después de bañarme y cenar, le dije a mamá lo mismo que le digo desde hace ya unas semanas (desde que sigue siendo de día a la hora de irme a la cama): «Mamá, pero si no está de noche. ¿Esperamos a que esté de noche?». Y mamá, mirando al solazo todavía alto en el cielo, me contestó lo mismo que me contesta desde hace ya unas semanas (desde que sigue siendo de día a la hora de irme a la cama): «Es que en verano se hace de noche muy tarde». «Tardísimo» le corregí yo (porque ahora mis palabras favoritas son los superlativos en general y «tardísimo» y «chulísimo» en particular y los utilizo sin medida).

Foto tomada a las 21:07 (poco antes de irme a la camita)

Además, en La Coruña es donde la noche llega más tarde de toda España. En esta casa, en la que somos mucho de trasnochar y muy poco de madrugar, nos parece muy bien. ¿Qué nos importa si se hace de día a las seis o a las siete? A esas horas estamos todos roncando...

Foto tomada a las 23:04 (cuando ya puede decirse que «está de noche»)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...