miércoles, 20 de mayo de 2009

La furgoneta

Por fin llegamos a Málaga... Lo siguiente era ir a buscar el coche* de alquiler y allá que nos fuimos todos. Después de un rato largo de gestiones y de un rato el doble de largo para salir del aeropuerto, por fin estábamos en camino... ¿O no? Nos perdimos un poco en general y un mucho en particular (los que casi duermen en Antequera), pero por fin llegamos a casa. Hala, mañana será otro día de sol y playa. Buenas noches.
___________________________________________________________________
* No sé por qué los mayores utilizan tan mal algunas palabras. Fuimos a alquilar un coche y alquilamos una furgoneta. Una Berlingo para ser más exactos (la chica les había dicho que era «muy capaz y una cucada». Y capaz sí que era pero más fea...). En fin, que a mí sólo tuvieron que decírmelo una vez para tenerlo claro. Cada vez que mamá o papá decían algo del coche yo me apresuraba a corregirles: «Que no es un coche, ¡es una furgoneta!». Cachis, no tenemos una foto de la Berlingo. Teníais que habernos visto...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...