viernes, 6 de marzo de 2009

¿Y el domingo? Pues a casa de los abuelos

Ya dijo el tío Pe que los Pupe Pote íbamos a comer a todos los sitios «de ruqui ruqui», y es verdad. ¡Siempre fuera de casa! La abuela Elena tenía mucho trabajo y yo, como soy muy aplicada, la ayudé en todo lo que pude. «Abuela, ¿necesitas que te pinte un gato?... Pues toma gato».


Y como después de trabajar conviene descansar, pues nada, a ver el fútbol un ratito con papá y el abuelo Manolo... y con Tobi.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...