martes, 17 de marzo de 2009

Un trocito de mamá

Mamá es una de esas personas que necesita vivir rodeada de todas sus cosas y por eso la casa está abarrotada de cositas inútiles que a papá le ponen un poco nervioso. Pero es que mamá necesita saber que están ahí todos los días. Le gusta acordarse de dónde salió cada cosa, cada recuerdo. La cajita con forma de casita que le trajo de Francia la tía Carmina cuando tenía diez años, el cenicero de bambú que robó en aquel hotel fluvial y, sobre todo, infernal durante el viaje a Perú y así hasta el infinito. Mamá guarda con mucho mimo algunas cosas que pertenecieron a la gente que quiere y que ya no está... Algunos de sus recuerdos favoritos son esta cajita para guardar sellos y este espejo del bisabuelo Juan (lo hizo él, como otras mil cosas), uno de los candelabros del piano de la bisabuela Conchita (el gemelo lo tienen los abuelos Pepe y Lola y eso también le hace mucha ilusión a mamá), esta cajita de alpaca de la tía Maru (que es la tercera abuela de mamá) y la bala de cañón del tío Lito (que era el padrino de mamá). Normalmente no está todo junto... cada cosa tiene su sitio, pero las hemos juntado para la ocasión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...