martes, 3 de marzo de 2009

Entroido 2009: domingo

Es que no paramos, ¿eh? El domingo (otro día soleado) leímos en el programa de fiestas que había jaleo en los jardines donde me lleva la abuela de paseo y para allá que nos fuimos. Esta vez, llevar disfraz era casi obligatorio porque iba a estar todo el mundo disfrazado. Menos mal que me valía el disfraz de mariquita del año pasado que si no, me tocaba otra vez de «choqueiro», pero de choqueiro cutre. Había un montón de gente... Unas señoras pintaban la cara del que quisiera (a mí me dio un poco de miedo) y mamá quiso hacerme una máscara pero había tanto niño con las tijeras y el pegamento arriba y abajo que se agobió y la dejó a medias. Ya la conocéis... seguro que se enfadó un poco. El abuelo Manolo me compró un globo de oso y después comimos calamares ricos en una terraza en la que son la especialidad de la casa. En este sitio era donde papá, «cuando fue pequeño», se llevaba la propina y al llegar a casa le decía a la abuela: «mamá, se te olvidó esto».

mamá, esas antenas son mías
haciendo la máscara que nunca vi

el abuelo y la mariquita

mamá abre la boca para que yo abra la boca (???)
adiós, me voy

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...