martes, 17 de marzo de 2009

EL VECINO DE ARRIBA

En casa tenemos varios vecinos y yo conozco a casi todos. Al principio, si subían con nosotros en el ascensor, me daban un poco de miedo. Después, vergüenza. Ahora ya les saludo y hablo con ellos y son todos muy simpáticos. Está Chuki, que es el perro amigo de Chimo, con su dueño y su dueña, que me hablan y me preguntan de todo cada vez que nos los encontramos. Está la vecina Elena, con su mamá y su abuela, que también me hablan mucho. Y están los demás vecinos de los demás pisos. Sin embargo, hay un vecino misterioso que nunca he visto. Debe de ser porque duerme todo el día. Cada vez que lloro o grito, sea la hora que sea, mamá me dice que voy a depertar al vecino de arriba y que va a bajar a ver quién ha interrumpido su sueño. La verdad es que ya tengo curiosidad por verle la cara... Por eso lloro un ratín casi todos los días, para ver si de verdad se atreve a bajar. En casa, nos lo imaginamos así de feo... No, no os asustéis. Aunque es feo no es malo... sólo muy dormilón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...