miércoles, 18 de febrero de 2009

Medidas drásticas

Ya os he hablado de mi alopecia galopante. Pues bien, la cosa fue tan a más, que había que tomar una decisión y actuar con rapidez. Las opciones eran pocas. Básicamente dos: pelar o no pelar. Pues la moneda cayó del lado de PELAR y en un santiamén la tía Laura se hizo con una maquinita de esas y actuó. Vaya si actuó. La impresión fue tal, que lo primero que hicieron fue ponerme un lazo para ver si suavizaba un poco mi aspecto de rudo marine... Al cabo de un rato ya se habían acostumbrado a mi nuevo hairdo y pudieron quitarme el lazo... Eso es, las impresiones fuertes es mejor dosificarlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...