miércoles, 12 de noviembre de 2008

¡Un huevo de búho!

Ayer por la noche, papá iba a hacerme una tortilla francesa para cenar y, cuando abrió la caja de los huevos, ¡menuda sorpresa! Entre los huevos normales, los que ponen las gallinas, se había colado ¡UN HUEVO DE BÚHO! Es la primera vez que nos pasa y mamá me contó que, a veces, los búhos hacen sus nidos en establos y corrales y que, seguramente, uno de los huevos de la familia búho instalada en el corral se habría caído sin que la mamá búho se diera cuenta. A la mañana siguiente, el granjero lo habría recogido junto con los huevos de las gallinas y de ahí a la tienda sin que nadie se percatara. Bueno, pues para que la mamá búho se quede tranquila, que sepa que no nos hemos comido el huevo ni nos lo vamos a comer y que lo guardaremos en el rincón más calentito de casa. Ah, y si al buhíto le da por romper el cascarón, que no se preocupe tampoco, que en esta casa hacemos muchísima vida nocturna...

¡un huevo de búho!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...