martes, 31 de julio de 2007

Parecido razonable

Dicen que me parezco mucho a papá... Los hay que me llaman Jacobita. En esta foto papá tenía un añito. ¿Es verdad que nos parecemos? Podéis responder a la encuesta de la columna de la derecha.


lunes, 30 de julio de 2007

La tira de Lola

Color coded

Mamá estuvo todo el día de ayer sentada delante del ordenador sin apenas levantarse... ¡13 horas! Ahora habla muy raro (por eso la miro pasmada)... Para sentarme en la mecedora, mirad todo lo que ha dicho:

Procedimiento:
1. Instale a cada niño en la posición correspondiente; niños y asientos están codificados con colores a fin de facilitar el proceso de instalación (consulte la Figura 1.1. Lola y mecedora naranjas).
2. Cuando aparezca la pantalla Confirmar instalación, haga clic en Aceptar.


Jajajaja. Un beso a los traductores del mundo.

Figura 1.1. Lola y mecedora naranjas

domingo, 29 de julio de 2007

sábado, 28 de julio de 2007

Vacaciones en familia

El jueves me voy a la playita y estaré allí casi todo el mes. Bueno, «a lo mojor» he dicho que me voy a la playita demasiado alegremente porque, a estas alturas del verano, puedo contar los días de playa con los dedos de una mano (son cinco, ¿no?). Tengo muchas ganas... Aún no tengo dientes pero voy a ver si convenzo al chef para que meta algo de esto en mi puretón diario...


La adicción de los abuelos

Hoy voy a pasar el día con los abuelos. Hace un día precioso y supongo que pasearemos por La Coruña hasta estar rendidos. Me encantan los paseos con la abuela Elena. Son tan largos que normalmente tengo tiempo de echar una siestina. Mientras duermo, ella se sienta en un banco a leer. Y después, a comer al solito. Navegando por Internet he encontrado este chiste. A mamá le encanta porque dice que es la «puritita realidad».

viernes, 27 de julio de 2007

Mi mamá me mima...


Y yo me muero de la vergüenza...

jueves, 26 de julio de 2007

Canguro, elefante, león, jirafa, focas... y monito

Sólo falta el ligre. En fin, un circo entero para mí solita y ¿con qué juego yo? Con un zapato... Si es que necesito muy poco para ser feliz...

martes, 24 de julio de 2007

Más terca que mi abuelo

No sé si algún día seré cursi y pizpireta, como quiere la tía Ele. Desde luego, no parece que apunte maneras. Mamá dice que soy burra como un nenón, sobre todo por las caras que pongo y porque soy un poco terca. La abuela Lola siempre le decía a mamá: «es que eres más terca que tu padre» y, ahora, a mamá le encanta decirme a mí: «es que eres más terca que tu abuelo». Pobre abuelo, ¿no? Al final, es el menos terco de los tres.

Que ya ha llegado la Tita Ele!!!


Después de unos cuantos meses de lucha con tus papis y tu madrinita, por fin he conseguido que me autorizaran a escribir en tu blog... Claro, que qué te puedo escribir si aún no sabes leer (lo que me pregunto es cómo habrás aprendido a escribir así de rápido y, más aún, cómo eres capaz de poner esos montajes de fotos que después de 30 años yo ni me veo capaz...).

Bueno, a pesar de todo, intentaré contribuir a tu blog porque somos super amigas (no te acordarás, o no te querrás acordar, cuando seas una cursi pizpireta -que espero que así seas- de las risas que nos pasábamos con "Carmen Sevilla" y "las ovehitas"....). Ya te lo contaré si por aquel entonces aún te clavo la voz de la Carmenchu...

Para empezar, voy a poner (si lo consigo) una foto del fin de semana que nos pasamos en San Vicente hace poquito... te acuerdas?? Patuqueando en la piscina de los mayores, metiéndonos en los chorros de la piscina de agua calentita (que estrenaste sin pañalote y que gracias a dios no te persiguió la luz roja que persigue a todos los culos meados de niños pequeños...) y entrando a ver al Chiquitín hasta la cocina en brazos de la Pumukona (te dió "zuzto"?).

Bueno, este veranito seguiremos haciendo cosas juntas y ya verás que divertido nos lo pasamos bañándonos en ese agua tan agradable de temperatura del mar gallego... siempre nos quedarán los castillos con churritos en la orilla...

Ensombrerados

En casa de mamá hay una costumbre que nadie sabe decirme exactamente cuándo empezó. En la entrada de casa, la abuela tiene un perchero en el que a lo largo de los años se ha ido acumulando una pequeña colección espontánea de sombreros y gorros. Los sombreros simplemente aparecen y se quedan allí para siempre. No sabemos por qué pero, toda reunión familiar que se precie tiene como broche final una foto de grupo en la puerta de casa ¡todos con un sombrero! Y aquí está la primera foto en la que también aparezco yo «ensombrerada». Fue en el bautizo de Laia y la gente se fue poco a poco, por eso no hay una foto multitudinaria... Los que estamos en la foto fuimos los que nos quedamos hasta el final (claro que nosotros dormíamos allí).

Felicidades varias


Menuda semanita de felicitaciones va a ser esta. En estos tres días será el santo de las personas más importantes de mi vida (y de mi hermano perruno): el de mamá Cristina es hoy, mañana será el de papá Jacobo y el padrino Jaime y, pasado mañana, el de la madrina Ana y el perro Chimo (que es Joaquín en valenciano). Además, esta semana cumplen años la prima Jimena y la tía Analita.
Pues aprovecho para felicitarles a todos en lote.

jueves, 19 de julio de 2007

miércoles, 11 de julio de 2007

¿Que qué fue de mi vida?

Hola. Ya no me disculpo más por tardar tanto en escribir. Supongo que este será el sistema a partir de ahora porque el ordenador está muy solicitado. Tengo muchas cositas que contaros.

En este tiempo, ha sido el cumple de mamá (34),

y el cumple de papá (34). No tengo una foto de él de ese día pero como yo estrené vestido para la ocasión (que me regaló mi madrinita), pues ahí va esta foto.

También hemos celebrado el bautizo de la prima Laia. Fue en casa de los abuelos Pepe y Lola y lo pasamos fenomenal.

Me he dado mi primer baño veraniego en una piscina a mi medida y he tomado un poquito de sol, sin pasarme.

He conocido la casa de la tía (princesa) Ana y el tío (rey) Pablo... ¡ah! y de Nube. Pasamos una tarde estupenda en el jardincito lleno de plantas. Al tío Pablo le encantan las plantas y las tiene todas preciosas. Probé la piña y las cerezas; me quedo con la piña.



También conocí la casa de los tíos Ángel y Conchi. Fuimos a la esperadísima inauguración de salones. Dice mamá que la casa no es nueva pero que después de las obras no parece la misma. Está preciosa.




Nos ha dado tiempo de estar un fin de semana en San Vicente, en la casa nueva de los abuelos. Me bañé en una piscina que tiene chorros terapéuticos, dicen, pero a mí no me gustó mucho...


Y esto es todo por ahora. No habrá queja, ¿no? Os he puesto al día en un periquete. En cuanto a mi evolución personal como niña que ya ha cumplido ocho meses, tengo que deciros que es un poco lenta. Eso de los cinco lobitos y «diose la mocita en la cabecita» me parecen una auténtica tontería. De entrada, es que me niego. Y si alguien insiste, me enfado mucho... A mamá y a papá parece no importarles demasiado porque como ya he dicho mamamama y papapapa...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...