jueves, 22 de marzo de 2007

Un, dos, tres, ¡FLASH!


No sé si soy la niña más fotografiada del mundo, pero por ahí debe de andar la cosa. Hoy papá y mamá han decidido que necesariamente tiene que encantarme que me levanten por los aires, como si fuera superwoman al rescate (el abuelo Pepe llamaba a este juego A volar, paloma). La verdad es que el jueguecito no está mal; se ve todo desde otra perspectiva, sobre todo sus caras de emoción. Si tuviera yo una cámara iban a enterarse... Mamá tiene mucho peligro... enseguida quiere incorporar algún elemento de atrezzo a la escena para hacerla más creíble. Ya me habían avisado: "Cuidado, que te disfraza en cuantito que te descuidas". Hoy ha querido ponerme un trapo de cocina naranja a modo de capa de superhéroe pero papá ―con muy buen juicio, debo decir― no se lo ha permitido. Pues eso, a ver durante cuánto tiempo más puedo escaquearme. Quizás el trapo de cocina naranja sea mejor que lo próximo que se le ocurra... ¡Vete tú a saber!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...