viernes, 23 de marzo de 2007

Noche toledana


Mamá y papá dicen que tengo muy buen despertar, que cómo van a mosquearse porque les despierte si cuando se asoman a la cuna se encuentran una sonrisa gigante. Ayer dormí un poco mal, estuve despertándome (y despertándoles) cada hora, aunque no fue mi culpa. Mamá me había acostado con un brazo revirado debajo del cuerpo y, así, sin poder moverme, ¡cómo no voy a llorar! Pero ella se empeñó toda la noche en ponerme el chupete y ya está... Y yo le quería decir: «Que no, mamá, que me duele el hombro», pero no podía, claro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...