domingo, 3 de diciembre de 2006

el mundo de lola




Es increíble, el otro día entré en le cuarto de baño y me encontré en el lavabo un oso, un jersey, un body y unas calzas (los que os estáis preguntando qué narices son un body y unas calzas ya os tocará... pero id preparandoos...; los que os estéis preguntando qué narices es un oso, sois un caso aparte y no tenéis perdón de Dios, ...). El caso es que pensé: EL MUNDO DE LOLA... qué cosa más pequeña, imaginaos, vuestro mundo flotando en un lavabo.
Pero El Mundo de Lola es tan grande y tan pequeño cómo os podáis imaginar, porque este mundo no ha hecho más que empezar.
En El Mundo de Lola cuando llueve lo hace por primera vez, cuando cae una hoja o cuando sale el sol, cuando va en coche o coge un ascensor, cuando estornuda, simpre es la primera vez...El Mundo de Lola hoy cabe entero en un mes, pero ya llena armarios completos, ocupa un cuarto y medio y medio trastero, veinticuatro horas del día y todos nuestros sueños, más de cien miradas, todo mi tiempo, mil gestos y mil quinientas caras y más de una foto para cada una de ellas; en El Mundo de Lola todos los días hay algo nuevo...

Yo soy la mano que mece su cuna, y mi vida, la mecen las suyas...

2 comentarios:

  1. A ver, Lola, que llevo mucho tiempo intentando escribirte algo y como soy un cesto en cuestiones cibernéticas, me estaba haciendo un poco de lío.
    Antes que nada quería decirte que tu llegada a este mundo me ha hecho muy feliz y me ha hecho muy feliz porque sé lo feliz que ha hecho a una de mis mejores amigas y ya te darás cuenta de que esa es una de las cosas más bonitas de este mundo. Espero que "cuando te pase por primera vez" te acuerdes de que "titavane" fue la primera que te lo dijo (perdóname la redundancia).
    Lo primero que sentí, para que el diablo no se ría de la mentira, fue mucha, mucha tristeza porque se te ocurrió nacer un día de fiesta en que yo no estaba en casa y mi móvil decidió tomarse vacaciones con lo que tu madre no pudo localizarme hasta 24 horas después de tu nacimiento. No sé si llegaré a perdonármelo algún día. Espero que tú sí me perdones. Pero, a partir de ahí, no ha habido día en que no haya sido consciente de tu existencia, a pesar de la distancia que nos separa. Mi escritorio (una cosa que ya no es una mesa sino también una pantalla), es una foto tuya y cuando hablo por teléfono con tu madre, cosa que es casi todos los días, y te tiene en brazos y hablas con ese idioma tuyo tan personal, sé que me estás hablando a mí y yo te hablo a ti.
    Tengo muchas ganas de conocerte y espero verte muy, muy pronto, antes de que tengas que pegarme un grito por teléfono para decirme que vaya a verte ya en nuestro idioma, pero hasta que eso pase, te dejo este mensajito que espero que tu madre te transmita a través de esas manos que mecen tu cuna y que pertenecen a una de esas personas que siempre tendrá un lugar especial en mi corazón, como tú.

    ResponderEliminar
  2. Ya, bueno, se puso a llover "por primera vez" hace 20 días y sólo os digo que todavía sigue siendo la primera... ¡¡Es que no ha parado!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...