lunes, 4 de diciembre de 2006

blanca y lola

En el Mundo de Lola cabe casi todo, aún más si se trata de poesía, y más si cabe, si es de Sabina. Que me perdone el de Úbeda por mutilar sus versos, pero es que mi niña Lola no es ni negra, ni se llama Buika asi que como dijo Chavela, "Ay, Dios mio, Joaquinito.... que me caiste rebien, me gustaste, por sincero, me dijiste que me fuera al carajo..." y al carajo me iría, pero préstame tu poesía, aunque mi niña sea blanca ... y Lola.

Mi niña Lola

Tocan palmas los duendes resucitados,

los hados, los luzbeles del sacramento

del compás de los ángeles desterrados.

Lo que tiene lo da porque necesita

destapar su cajita, niña Pandora,

a la hora verde olivo de la lunita.

Canta como se canta cuando se llora,

cuando se desgañita el agua bendita,

cuando Venus vomita el mal de la aurora.

Qué pellizco bluesero rompiendo aguas,

qué pasión contenida, qué incertidumbre,

qué sinrazón prendida de las enaguas.

Qué aceite, qué vinagre de nieve y lumbre,

qué cumbre de los guetos y de las fraguas,

qué fleco en el chaleco de la costumbre.

Huérfana de Quiroga, León y Quintero,

si me encargara hacerle una copla un día

firmaría de rodillas y sin sombrero.

Tus penas son las venas del alma mía,

preso de tu mirada libre te quiero,

cuéntame tus duquelas con alegría.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...